jump to navigation

El insano derecho de los tacones junio 6, 2007

Posted by Adrián in Espejo Social, Propio.
trackback

www.jpg

Bajan, subo.

El latir de los pies no cesa; no importa lo cuadrado y duro del asiento la satisfacción es dolorosa y exquisita.

Miro alrededor, todos los asientos llenos, la mitad del pasadizo está tupido por un macizo de hombres que transpiran trabajo y sol.

Bajan, suben.

Cierro los ojos, respiro hondo. Un golpeteo contra el piso me acecha, el sonido delata su sexo, con el rabo del ojo echo un vistazo mientras…

Corbata: “Reina… allá hay campo”

Tacones: “Ese… ummm… no me gusta.

Bajan, suben.

Muevo los dedos de los pies; se produce un grito en mi interior que me crispa la piel.

El aire se condensa, los cuerpos se restriegan unos contra otros al compás de la carretera.

Tacones: “…entré a las 6 a.m. y todavía me toca tomar otro bus”.

Que desgracia; miro los tacones, están gastados, para peores se inclinan hacia la derecha por la carga de ese maletín moteado de colores. Sigo mirando; unos surcos verduscos marcan su silueta, la gamuza que un día fue tersa ahora se asemeja a una cuerina.

Ya se, ya no hay más campos.

Malditos tacones, son más viejos y desgastados que los de mi mamá.

Suben, bajan.

Vuelve la cabeza, eso sí, con mucho esfuerzo para ver el rostro y no topar con el “zipper”. 

Tacones: “Gracias”

Tacones: (Hacia Corbata) “Ay estos zapatos me matan, no sabes como me duelen los pies”

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: